Esta usted en:

Patrimonio Histórico


Torre de Boabdil

Porcuna, levantada sobre la memoria de la grandeza de Obulco y el recuerdo de la protección agradecida de Julio César, con mezquitas árabes sobre las que los calatravos levantaron templos cristianos, conserva en buen estado la torre de Boabdil,(Museo Arqueologico de Obulco) considerada por Juan Eslava como "el más hermoso ejemplo de arquitectura militar en el reino de Jaén". Su nombre lo recibe de la cárcel que sufrió el último rey de Granada, capturado en la batalla de Lucena. Fue levantada por la orden de Calatrava entre 1411 y 1435, fecha que figura en la lápida conmemorativa, en la que está representada la cruz de calatrava y dos calderones. Construida con buena sillería, alcanza los 28 metros de altura, sobre base poligonal. Con su parte baja maciza, está cubierta en su interior con bellas bóvedas góticas de ocho nervios reunidos en clave común y apeados sobre capiteles -en realidad, ménsulas-, y exhibe motivos decorativos en zigzag al gusto cisterciense. La primera cámara tiene ventanas geminadas con arcos lobulados en dos de sus caras. La puerta presenta arco de medio punto.
Está declarada Bien de Interés Cultural desde 1982.

Parque Arquelógico de Cerrillo Blanco

El asentamiento de Cerrillo Blanco es una pieza extraordinaria para comprender no sólo la importancia del "oppidum" ibérico de Porcuna, sino también la propia historia de la Alta Andalucía y de todo el mundo ibérico en general. El conjunto escultórico localizado en este asentamiento es, con diferencia, el más importante y monumental que ha proporcionado la arqueología ibérica y clave para comprender esta cultura en el momento de su plena consolidación, durante el siglo V antes de Cristo. Este conjunto escultórico se encuentra en el Museo Provincial de Jaén. Otras piezas íberas se exponen en el Museo Arqueológico Municipal de Porcuna, ubicado en la Torre de Boabdil.

Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción

En el solar de la antigua iglesia gótica de Santa María la Mayor se levantó, tras su derrumbamiento, la actual iglesia parroquial de Nuestra Señora de la Asunción, aunque incorporando la sacristía, que había sido reformada en el siglo XVII por el manierista Benito del Castillo. Justino Flórez la proyectó, entre 1872 y 1910, no en estilo neogótico -el de Viollet le Duc-, como era su propósito inicial, sino en neorrománico bizantino, debido a la escasez de recursos, a pesar de la generosa contribución del pueblo. En cuanto a las soluciones empleadas en su interior destacan, además de las pinturas murales de Julio Romero de Torres, el amplio pórtico o nártex; los pilares cruciformes y, sobre ellos, los arcos fajones y formeros que alternan con bóvedas de crucería; la cúpula sobre pechinas del crucero o la de cuarto de esfera en la capilla del transepto; todo ello muestra del eclecticismo arquitectónico y el "revival" historicista. En el exterior, una única torre de gran altura con arquivolta y rosetón que enfatizan el medievalismo del conjunto, contrafuertes, sillares almohadillados, óculos y amplias escalinatas para solucionar el problema de desniveles.

Arco de lo la Plaza

El centro religioso, administrativo y social lo constituye la Plaza de Andalucía, de generosas proporciones y casas con arquerías y balconadas corridas, a la que se accede a través de un arco sustitutivo de otro de origen gótico. Este arco, que era la puerta de entrada a la fortaleza medieval del antiguo recinto amurallado, fue reconstruido en 1952 sobre el antiguo arco medieval.

Ayuntamiento

Antiguo Real Pósito, neoclásico, fue construido por Carlos IV en 1798. Presenta planta de basílica y está realizado en sillería de piedra local labrada. La fachada presenta en el centro una portada con escalera y puerta flanqueada por pilastras toscanas sobre podios.
En su interior se encuentran la sala 3A y 3B del Museo Arqueologico, dedicados a la Presentación de la Prehistoria, cultura ibera y romana de la ciudad.

Ermita de Nuestro Padre Jesús Nazareno

Iglesia que fue de San Sebastián, presenta una planta de cruz latina cubierta con bóveda de cañón. Tiene, además un notable retablo con estípites de galleta y composición asimétrica, y camarín barroco profuso en rocallas, del siglo XVIII. El exterior es una sencilla portada barroca, coronada con una espadaña.

Ermita de San Benito

En 1437 fue priorato de la Orden de Calatrava tras la conquista de Porcuna en 1240 y monasterio benedictino. Esta iglesia gótica sintetiza fielmente el espíritu cisterciense de la orden e integra elementos románicos, góticos, barrocos y neoclásicos bien diferentes entre sí. Consta de dos naves en forma de "L", la principal con arquería y capiteles con motivos vegetales. Al exterior exhibe una portada barroca y un campanario con cubierta del siglo XVIII.
Es declarada como Bien de Interés Cultural desde el año 2003.

Casa de la Piedra

La Casa de la Piedra fue construida por Antonio Aguilera Rueda(1931-60), es quizás el monumento más emblematico de Porcuna, al menos el más conocido y visitado. Pero esta ingente obra maestra de todos los tiempos obedece al proyecto de uno de los genios más universales de la ciudad, uno de los últimos eslabones, que desde el tercer milenio antes de Cristo, venián aprovechando las canteras locales para elaborar sillares con los que edificar y decorar. Una práctica milenaria por la que Porcuna es conocida a todos los niveles.

Otros monumentos

Emblemas significativos de Porcuna son el Mirador de la Redonda y el Paseo de Jesús. Además hay que valorar bienes culturales conservados, como los desmochados torreones medievales, restos de la portificación medieval, declarados Bien de Interés Cultural; iglesias desaparecidas como las de los añorados convento de la Concepción, de las madres dominicas, de origen renacentista, o de San Francisco, cuyo claustro, de principios del siglo XVII, fue demolido en 1885; ermitas que han originado barrios como las de San Cristóbal, San Marcos, San Lorenzo o la ya mencionada de Jesús y, fuera del recinto urbano, la de Alharilla, punto de encuentro de romeros y máximo referente de la religiosidad popular porcunera.
Otros Bienes de Interés Cultural son el recinto amurallado de Los Alcores y la denominada Huerta del Comendador.
Representativas de la arquitectura de posguerra, por su diseño arquitectónico y urbanístico, son las viviendas para labradores, jornaleros o artesanos, diseñadas como núcleos con vida propia y ritmo uniforme de composición por Ramón Pajares, arquitecto provincial de Regiones Devastadas.

Galería de imágenes




Ayuntamiento de Porcuna

Información Legal | Accesibilidad